HISTORIA 2018-02-14T01:52:33+00:00

Diner de Carlomagno

Diner de Jaime I

La llegada del diner a lo que posteriormente sería Cataluña se produjo a finales del siglo VIII durante el período carolingio, cuando Carlomagno acuñó diner en Barcelona, ​​Girona, Empúries y Roses, siendo estas las primeras emisiones de la Península Ibérica e iniciándose así la moneda catalana, la que precedió en más de 200 años las emisiones del resto de estados peninsulares.

Estas emisiones en diner de plata a nombre de reyes carolingios indican el inicio de la apropiación del derecho de moneda por los condes catalanes, y en los años posteriores se empezó a acuñar dinero iniciando los amonedamientos condales en Barcelona, ​​Besalú y Cerdaña y episcopales en Girona y Vic. En el s XI continuaron en los condados de Ampurias y Rosellón y también al vizcondado de Cardona y el s XII en el condado de Urgell, mientras que paralelamente, el condado de Barcelona, ​​ejerciendo de centro aglutinador, fue adquiriendo condados catalanes y extinguiendo sus monedas privativas, a la vez que extendía el curso del diner de Barcelona.

Esta moneda se emitió hasta el s XIV en Empúries y Urgell y el conde del Pallars hizo una emisión aislada. Aunque, en pleno s XVI los señores de Cardona, amparados en antiguos derechos, batieron moneda local en Arbeca o Bellpuig.

Es por ello que se considera al diner la primera moneda catalana y la que ha tenido más circulación en los Países Catalanes.

A inicios del siglo XXI aparecen las criptomonedes y coincidiendo con el crecimiento del independentismo, y en las puertas de la República catalana, el Dinero reaparece en Cataluña en formato digital.